La noche en Marrakech

Marruecos es un país de tradición islámica, lo que trae como consecuencia la observación de estrictas leyes y normas morales y de conducta que son también exigidas a los turistas. Sin embargo, en el caso de Marrakech hay una serie de peculiaridades que convierten en algo más laxas esas normas, sobre todo si hablamos de su vida nocturna, ya que no debemos olvidar que una de las ciudades más turísticas de Marruecos es, precisamente, Marrakech, una ciudad que desde décadas ha recibido a turistas, viajeros y bohemios de toda índole que, en buena medida, la han occidentalizado en diversos aspectos, como es el caso de su vida nocturna.

No obstante, esa occidentalización en la noche de Marrakech no le quita un ápice de encanto a esta ciudad; más, al contrario, Marrakech es mucho más mágica de noche que de día, ofreciéndonos un amplísimo abanico de ocio nocturno según nuestro perfil como viajeros. Así, desde la noche más tradicional de Jamaa el Fna, en plena Medina, en el centro histórico de la ciudad, con sus cientos de tenderetes iluminados por pequeñas lámparas, bullendo de vida, ruido y color, ofreciéndonos el espectáculo del Marrakech cuya noche apenas ha variado a lo largo de siglos; hasta la noche más moderna y cosmopolita que nos ofrece la parte nueva de la ciudad, siendo símbolo de ese carácter moderno de Marrakech la zona de Guéliz, una zona que por la noche se llena de gente joven, de lo mejorcito de las mejores zonas residenciales de la ciudad y de, cómo no, los turistas que llegan a Marrakech y que no se conforman con su carácter más tradicional.

Así, Marrakech nos ofrece la posibilidad de disfrutar de su noche desde el punto de la tradición, pasando por su noche más moderna y llegando, en ocasiones, a la noche más sórdida. Sin embargo, la permisividad para con los turistas en Marrakech no debe hacerte olvidar que las normas de conducta propias del Islam se encuentran también integradas en algunos de los aspectos del ordenamiento jurídico marroquí, como es el caso de la sanción penal contra las relaciones homosexuales, tal y como indicamos en nuestras advertencias en tu viaje a Marrakech, por lo que siempre habrás de tener presente que estás en un país en el que algunas de las conductas occidentales no están bien vistas y, hasta incluso, te pueden traer problemas con las autoridades locales.

Y, al margen de esas recomendaciones, de lo que no cabe duda es de que Marrakech te ofrece unas noches especialmente sugerentes, como lo es sentarse en alguna cafetería de la Plaza Jamaa el Fna y disfutar del espectáculo nocturno que ofrece este lugar congregando en el centro de la Medina a personajes de lo más pintoresco, pasando por los tradicionales puestecitos de comida que humean los aromas de las comidas tradicionales del Atlas y que te sumergen en el Marruecos ancestral, y llegando a cualquier barecito de los alrededores de esta Plaza perdido en cualquiera de las callejuelas de la Medina que ofrecerá a los más atrevidos y aventureros el placer de la auténtica Marrakech y de sus músicas y ambientes más tradicionales, sin olvidar el gran número de actuaciones callejeras de músicos y grupos locales que nos deleitarán especialmente por la noche en Jamaa el Fna.

Pero también es sugerente el ambiente de la noche en el Marrakech más moderno, un ambiente de exotismo occidentalizado que, sin embargo, nos recuerda que debemos hacer un esfuerzo por adaptar nuestra mentalidad occidental a los ambientes nocturnos de una ciudad de tradición islámica ubicada a los pies del Atlas, tierra de bereberes. Y es que el ambiente nocturno de la zona de Guéliz ofrecen al visitante la posibilidad de disfrutar de unos ambientes peculiares en los que Occidente ha sido adaptado a los gustos locales, siendo la Avenida Mohammed V la que aúna el mayor número de locales nocturnos de este tipo en la zona más moderna de Marrakech.

En la Avenida de Mohammed V es donde vas a encontrar el mayor número de clubes nocturnos, discotecas, pubs y derivados de ambiente occidentalizado en Marrakech, lugares que atraen a marroquíes y turistas extranjeros por igual.

Más recomendables son, sin embargo, las terrazas de las cafeterías que jalonan esta Avenida de Mohammed V, especialmente en la Plaza Abdel Moumen ben Ali, así como las discotecas, bares y cafeterías que hay en los propios hoteles de la zona de Guéliz. Efectivamente, los hoteles de esta zona cuentan con este tipo de locales, incluyendo casinos (como es el caso del “Mamounia Casino” en el mítico Hotel La Mamounia, situado en la zona de Guéliz, en la Avenida Bab Jedid, así como el elegante “Churchill’s Piano Bar” de este mismo hotel); se trata de lugares con precios más altos que en el resto de locales de Marrakech, en algunos de los cuales se requiere etiqueta, especialmente poblados por turistas y en los que el ambiente está muy cuidado para ellos y en los que se puede disfrutar de una noche única, con estilo y un toque exótico.

Pero, sin duda, no puedes dejar de visitar en la zona de Guéliz “Le Montecristo”, un local cuyo lema es “un lugar, cuatro ambientes” y en el que lo tienes todo, ya que cuenta con bar, restaurante y discoteca, la cual cuenta con diferentes ambientes musicales con música en directo, destacando en espacio destinado al jazz. Te lo recomendamos especialmente, ya que en él puedes pasar toda la noche disfrutando de sus diferentes ambientes sin salir del mismo local y en el que también podrás disfrutar de espectáculos en vivo como “la danza del vientre”.

En fin, otras recomendaciones que podemos hacerte para disfrutar de la noche en Marrakech y de su magia son las siguientes:

Le Blokk

Está situado en La Palmeraie y ofrece gastronomía tradicional a precios aceptables, contando con un ambiente tranquilo y agradable con música de todos los estilos, contando también con karaoke, lo que lo desmerece un poco cuando se junta gente ruidosa. En todo caso, es recomendable visitarlo.

Le Club

Se trata de un lugar muy frecuentado por la gente joven, situado en Derb Assehbe, en La Medina. Es bastante bullicioso, pero las bebidas son de calidad.

Kozy Bar

Está situado en la Plaza Des Ferblantiers, con un ambiente de pub con butacones blandos en los que te hundes. Muy tranquilo y agradable.

Comptoir

Es el lugar donde lucirse y donde va la “gente guapa” para destacar. Está situado en la Avenida Echouhada, en el exclusivo barrio de Hivernage.

Diamond Noir

Está situado cerca de la Avenida Mohammed V. Se trata de un lugar emblemático para el ambiente gay y especialmente concurrido. También del mismo estilo es el local llamado “Theatro”, situado en la Avenida El Quadissia, aunque de menos renombre y un poco triste en comparación con el “Diamond Noir”.

L’Oriental

Un restaurante especialmente recomendado, situado en el Boulevard Mohammed VI, bastante selecto y exclusivo (aunque con muy buen precio), que ofrece espectáculos en vivo y de bailarinas muy bien trabajados y de calidad.

Paradise

Uno de los locales más famosos de Marrakech, situado en la Avenida de Francia. Es de lo mejorcito de la ciudad en cuanto a clubs nocturnos.

Pacha Marrakech

Efectivamete, Marrakech cuenta con uno. Y es que esta ciudad, como ya te hemos indicado, ofrece de todo a los viajeros que quieran disfrutar de una ciudad exótica sin renunciar a los encantos de Marruecos. Está situado en el Boulevard Mohamed VI.

Le Lawrence Bar

Un local especialmente exclusivo, situado en el también exclusivo Hivernage, en la terraza del Hotel Sofitel. Un local tranquilo, agradable y lujoso.

Lotus Club

También situado en Hivernage, este local ofrece espectáculos y actuaciones y es especialmente tranquilo, relajante y con mucho estilo.

La noche en Marrakech, como habrás podido comprobar, ofrece dos caras: la más tradicional de La Medina y la más moderna de la llamada “Ciudad Nueva”. Dos caras de una misma ciudad que de día es mágica, pero que de noche es apasionante, llena de vida y bullicio y en la que todas las opciones de diversión y entretenimiento están abiertas. La noche en Marrakech es para todos los gustos; no te la pierdas.

Published by

Leave a Reply